jueves, 17 de octubre de 2013

La estrategia del agua

El agua es un elemento básico para la vida, con esta afirmación no estoy descubriendo nada nuevo: nuestro cuerpo es un 65% agua y el 71% del planeta está cubierto de agua...

Pero, lo más atractivo del agua es ver las diferentes maneras de comportamiento tiene en distintas circunstancias.

Las aguas plácidas que, con la ayuda del tiempo, van moldeando los paisajes suvizando y redondeando las rocas, creando paisajes increibles o cuevas espectaculares y generando riqueza.

Ninh Binh a Viet - Nam

La fuerza de las olas contra la costa, que crea playas, dunas y que muestra su energía contra las rocas. Sin olvidar su capacidad destructiva cuando, aliada con otros elementos, es capaz de arrastrar todo lo que encuentra a su paso: la destrucción provocada por los tsunamis o los huracanes nos recuerda, de vez en cuando, cuál es la cara oscura de este elemento, esencial para la vida sin duda alguna.


Sun - Tzu escribió, en el siglo V a.C, un manual de estrategia militar (El arte de la guerra) que, dejando a un lado las aplicaciones que se deducen por si solas del título, contiene reflexiones muy interesantes desde la perspectiva de la estrategia de las organizaciones que, pese a su antigüedad, pueden ser aplicadas actualmente a entornos muy distintos a la guerra, siempre que hagamos las adaptaciones adecuadas.




Entre las reflexiones de Sun - Tzu hay una serie de referencias al agua, que utiliza como ejemplo cuando dice que las formaciones han de ser como el agua: sin forma constante y que han de adaptarse al terreno y a los enemigos (lo actualizaremos entendiendo competidores, adversarios o colaboradores). 

Las organizaciones son, un poco, como el agua: actuan sutilmente con el esfuerzo continuado como el agua que crea cuevas, actúan con fuerza y constancia para crear deltas o dunas, se estancan o, incluso, son como las riadas o los tsunamis, que se llevan por delante todo aquello que encuentran a su paso.


La estrategia del agua es una inspiración para abordar las organitzacions en las que trabajamos: para identificar su carácter en un momento y para escoger nuestra manera de actuar.


Finalment, esta idea la recogió también Lorenzo Silva en su novela "La estrategia del agua", protagonizada por Bevilacqua y Chamorro, que l@s aficionad@s a la novela policíaca seguro reconocen, donde la víctima intenta aplicar a su vida y a un conflicto familiar las enseñanzas de Sun - Tzu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario